Próximos eventos
09/03/2018
16/03/2018

¿Qué es y para qué sirve el Tarot?

A raiz de las charlas programadas y del inicio de la formación que empezaremos este año con nuestro apreciado Ismael Sanchez, muchos de vosotros nos habeis hecho la siguiente pregunta: ¿Qué tiene que ver el Tarot con la Terapia o incluso con las sesiones de coaching? ¿no es el arte de las adivinanzas en el mejor de los casos?

 

El Tarot de Marsella es una herramienta, nada más y nada menos que eso. Puesto en las manos correctas sirve para trabajar en muchas direcciones evolutivas, igual que las constelaciones u otros ejercicios que trabajan con la energía del campo. Algo por otro lado muy utilizado también en la Gestalt. Tomo un escrito de Isamel Sanchez para explicar aquí las diferencias entre Psicotarología y la Futurología y lo que hace y no hace cada una.

 

La psicotarología se enfoca en:

 

Abrir la mirada a lo agradable y también a lo desagradable, a los potenciales y también a las heridas, no hay finalidad de acertar, solo de comprender. Todo es mirado tal y como es.

 

No se busca agradar, ni contentar. Si es necesario se apoya y si es necesario se cuestiona. El objetivo último es ser útil para el otro. Todo es respetado tal y como es.

 

No se toma poder alguno sobre la vida de ninguna persona. Se deja en manos del consultante su destino y la información recibida. Se respeta la libertad de pensar, sentir, actuar, vivir y/o decidir como cada persona elija. Todo es acogido tal y como es.

 

Nos suma cuatro aspectos importantes: Conciencia del yo. Comprensión. Autorresponsabilidad. Auto-apoyo adulto.

 

La futurología se concentra en:

 

Acertar acontecimientos pasados, presentes y futuros. Pasa por alto lo ignorado, lo evadido, lo inconsciente. Perpetua la ceguera y la sordera psicológica.

 

La predicción no se enfoca en la buena solución, no la contempla. Señala los hechos, pero no las causas. Sin ver el origen o la raíz de una problemática, el presente y el futuro se convierten en fotocopias de un pasado no resuelto.

 

El consultante es pasivo frente a su destino. Se sitúa en un lugar infantil, busca un permiso o bien una aprobación del tarólogo, le entrega su poder y este pasa a representar a una figura de autoridad, es decir, a uno de los dos padres.

 

Nos resta cuatro aspectos importantes: Determinación. Libre albedrío. Autoconfianza. Acción y liderazgo.

 

¿En qué te puede acompanyar la psicotarología?

 

Tomar conciencia para comprender. Útil para verse a uno mismo/a (meditación), tomar consciencia del vasto potencial del inconsciente (individual, familiar, colectivo), transformar el sufrimiento neurótico (plomo) en comprensión y experiencia (tesoro).

 

Desarrollar una actitud adulta para crecer. Útil para estar en la vida y moverse por el mundo de acuerdo con las necesidades genuinas del presente, fomentando la autorresponsabilidad de pensamientos, sentimientos, deseos y acciones (auto-apoyo adulto).

 

Pasar a la acción para sanar. Útil para sanar (salir de los limites), entregarse al propósito del ser, y acercarse a la autorrealización, es decir, el bienestar integral.

Os invitamos a todos los interesados en conocer más a que vengais a la charla gratuita de mañana o tarde que ofreceremos en los proximos días.

Reserva tu plaza