Sé el héroe que busca la luz

Atreverse a ser el héroe de la vida de uno mismo no es algo que haya que tomarse a la ligera. Hay toda una serie de preparativos en nuestra actitud, básicos si queremos aprovechar al máximo este viaje que comienza con esa decisión de tomar las riendas.

 

Si en el post anterior decidiste que querías ser el héroe de tu vida y empezar esa búsqueda interior de “algo mejor”, este post es para ti.

 

¿Cuál es la actitud de este héroe que va hacia la luz, en busca de su propósito?

 

1. Se centra en los recursos de los que ya dispone, siempre en positivo

Este es un viaje hacia la luz, hacia el empoderamiento de las personas y de sus vidas. Nos basamos en todo lo que ya hemos aprendido, puesto que eso es con lo que venimos, lo que sabemos hacer y no es necesario ponerse a hacer hincapié en lo que nos falta. La luz viene cuando nos encontramos con nuestros puntos fuertes. Potenciar lo bueno que ya hay en nosotros como herramienta es clave.

 

2. Se cuida a sí mismo primero a lo largo de toda su travesía

En el viaje de búsqueda interior, la responsabilidad recae en cada héroe: es la vida de cada uno y tenemos la misión de hacer el mejor viaje posible. Cuidaremos de nuestro propio bienestar en todo momento. Si te cuidas a ti mismo, también estás cuidando a los demás.

3. Está abierto a nuevos descubrimientos y acontecimientos, tiene curiosidad por el viaje

 

Si cuidamos la curiosidad y la apertura, veremos que ocurren cosas nuevas y diferentes. Creemos que esta es una de las actitudes más importantes del héroe que empieza su recorrido. Esa curiosidad puede ser parecida a la del niño que está aprendiendo a ver el mundo por primera vez: renovarla cada día puede hacernos aprovechar el doble el viaje.

 

4. Está atento de lo que ocurre en su propio viaje

 

La atención es primordial, ya que nos puede hacer ver las cosas de forma diferente estemos atentos o dispersos. Una actitud distraída puede hacer que el rumbo del viaje cambie varios grados, con lo que nos alejará del destino trazado inicialmente.

 

5. No se rinde

 

Por difícil que se haga el camino, siempre quiere seguir y mira hacia atrás como el camino en el que ha aprendido todo lo que ya tiene. Abandonar la travesía no es una opción.

 

¿Estás listo para zarpar con nosotros en El viaje del héroe?

 

Concierta una entrevista con la escuela e inscríbete pronto, todavía quedan plazas. Además, si ya eres alumno y traes a un amigo o lo recomiendas a un familiar, te podrás beneficiar de un descuento para tu propia formación en Coaching Existencial.