Morimos constantemente…

«Morimos constantemente a etapas de la vida, a relaciones, a situaciones tal como eran, para pasar a otras, o a otra manera de estar en la misma situación. Cada muerte es un aprendizaje y una invitación al crecimiento y la evolución. Y la enfermedad es una más. Y quiero creer que la muerte definitiva, en esta Tierra y en esta forma de vida, es también una invitación definitiva al crecimiento y a la evolución. Creo en la continuidad del Ser después de la muerte física; creo en la vida espiritual y eterna».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.